Fútbol freestyle – Hiro-K

Impresionante el control de balón de este joven, sobre todo para aquellos que no damos más de 10 toques seguidos a la pelota. Impresionante por la cantidad de trucos y la destreza que tiene con el balón.

Hiro-K quizás no llegue nunca a ser una estrella del fútbol, pero lo que está claro es que en freestyle es de los mejores.

Football Manager 2011 – Descarga gratuita

Football Manager 2011 es la nueva edición del popular juego de fútbol donde el protagonista es el entrenador, más que los jugadores.

A diferencia de los archiconocidos FIFA y PES, en Football Manager prima más el control del equipo, el fichaje de jugadores, la comunicación con el presidente y con los medios de comunicación, los entrenamientos y todo lo que se mueve detrás del campo de juego y de las cámaras de televisión.

Football Manager cuida hasta el más mínimo detalle para ofrecer una experiencia única, a lo que hay que sumar una basta base de datos con equipos y jugadores de hasta doce ligas distintas con sus categorías y subcategorías, para entrenar así un equipo grande o uno más modesto.

En Football Manager controlarás las alineaciones, la estrategia individual y de equipo. Tú decides qué jugador será la próxima estrella y cuál se quedará en el banquillo.

Si siempre quisiste ser entrenador de fútbol y no tuviste ocasión, Football Manager es para ti.
Seguir leyendo

¿Por qué nos suenan las tripas con el hambre?

PREGUNTA¿Porqué cuando tenemos hambre nos suena el estómago?

Cuando nuestro estómago comienza una serenata de sonidos burbujeantes y flautines no hay quien lo pare. En más de una ocasión nos hemos visto en un aprieto cuando comienza el recital en una silenciosa biblioteca o en una grave reunión de trabajo.

Suenan como burbujas en un cazo con agua o como tuberías de agua con aire. Se llaman borborigmos, una palabra que al pronunciarla describe a la perfección el sonido al que representa. Los produce el movimiento de los intestinos cuando impulsan la comida a través de ellos.

Se producen cuando estamos haciendo la digestión y cuando tenemos hambre. En este último caso el volumen del sonido suele ser más alto. La comida discurre a lo largo de los intestinos con contracciones musculares que la empujan desde la parte alta del intestino delgado hasta el ano. Se llaman movimientos peristálticos.

Estos movimientos baten, amasan y mezclan la comida con diferentes compuestos químicos que segrega nuestro organismo. Durante este proceso se liberan gases, producto de las reacciones químicas. Por eso, los sonidos nos traen a la cabeza la imagen de un líquido burbujeante.
Seguir leyendo