Hace calor y no duermes?¿?…prueba esto

Llevo 2 días que no duermo del calor que hace!!!

Espero esto funcione (vía makerwiki):

Cuando está extremadamente caluroso afuera y usted no tiene acondicionador de aire, es difícil dormirse. Puede girar y dar vueltas hasta no poder más. Todo este movimiento lo pondrá aún más acalorado de lo que está, pero hay maneras de refrescarse y permanecer lo suficientemente fresco como para dormirse.

 

Pasos

  1. Enchufe su ventilador y diríjalo hacia usted. Adquiera una bolsa comercial de cubos de hielo. Vacíe la bolsa en un contenedor ancho y poco profundo (para contener el agua al derretirse el hielo), tal como una sartén de asar. Coloque el recipiente justo delante del ventilador (entre el ventilador y usted), al nivel de la parte superior de la cama. El aire helado será notablemente más frío que el aire del cuarto durante el tiempo que tarde el hielo en derretirse – que debería ser lo que usted tarda en dormirse.
  2.  

     

    Aumentar

    El método de la toalla
    Pruebe el método de la toalla. Cuelque una toalla mojada de dos sillas para sostener el hielo. El hielo que se derrite mojará y enfriará la toalla y el ventilador soplará ese aire frío en usted. Ponga un recipiente bajo la toalla para capturar el agua del hielo derretido. Puede usar un hilo para conectar la parte inferior de la toalla con el recipiente para evitar el molesto ruido de goteo.

  3. Una ducha fría hará maravillas
    Tome una ducha fría o moje su cuerpo con un paño frío. Sin estar totalmente seco, métase en la cama y deje que el aire lo seque lentamente. Esto lo mantendrá fresco por un tiempo largo, permitiéndole quedar dormido.
  4. Considere usar el “Método Egipcio”: moje una sábana o toalla de baño que sea suficientemente grande para cubrirlo con agua fresca o fría, y exprímala o pásela por el ciclo de centrifugado de una lavadora hasta que la sábana esté bien húmeda pero sin gotear. Ponga una toalla o sábana seca bajo su cuerpo y use la sábana mojada como manta. La manta húmeda lo mantendrá fresco.
  5. Tome un par de calcetines de algodón, sumérjalos en agua fría y exprímalos hasta que estén húmedos, y póngaselos. Enfriar sus pies reduce la temperatura total de su cuerpo y piel.
  6. Duerma en posición de “águila en vuelo” y piense en cosas frescas.

Consejos

  • Tenga un vaso de agua helada cerca de la cama para que en caso de despertarse acalorado e incómodo, usted pueda refrescarse otra vez sin tener que levantarse.
  • El tipo de material sobre y bajo el que duerme afectará cuán acalorado usted estará. Los materiales porosos respiran mejor y le ayudarán a evitar ponerse pegajoso. Una camisa liviana de algodón y pantaloncillos de algodón funcionan bien. Dormir desnudo puede de hecho ponerlo más acalorado al no permitir que se evapore la humedad entre su cuerpo y la superficie donde duerme.
  • Al dormir en una hamaca, el aire fluye sobre todo su cuerpo. Una cama absorbe su calor corporal y lo mantiene acalorado. Saque esa hamaca que compró en Cancún y pruebe a dormir en ella con un ventilador soplando sobre usted.
  • Si tiene una cama de agua, baje bien el calefactor de la cama de agua. Acuéstese en la superficie de cama. Aún si está a 85°F (29°C), su cuerpo está a 98°F (37°C), y la transferencia de calor por contacto directo es alrededor de 100 veces más grande que por convección. Puede ponerlo tan frío que puede temblar. Tenga en cuenta que temperaturas por debajo de 85°F (29°C) pueden causar hipotermia con el contacto prolongado.
  • Mantenga la puerta de su cuarto abierta, así habrá apropiada circulación de aire desde otros cuartos.
  • Llene parcialmente una botella de plástico con agua y congélela. Póngala frente a un ventilador; dará el mismo efecto pero es menos probable que se derrame.
  • Haga un Calcetín de Arroz y colóquelo en el congelador y déjelo allí por al menos dos horas. Cuando se acueste, lleve la bolsa con usted para usar como una compresa fría. Pruebe a ponerlo bajo la almohada para que esté bien fresca al voltearla.
  • Si tiene cortinas hechas de un material liviano, como red o muselina, empápelas en agua (o páselas por la lavadora y cuélguelas otra vez). Cualquier brisa que sople por su ventana será inmediatamente más fresca.
  • Otra opción más es conseguir un ventilador grande y poderoso, de por lo menos 16 pulgadas de diámetro, y ponerlo apuntando hacia fuera en una ventana en otro cuarto que en el que usted duerme. Luego, cierre todas las otras ventanas de la casa, excepto aquella donde está el ventilador y aquellas cerca de las cuales hay gente durmiendo. El ventilador extraerá el aire caliente de la casa o apartamento y creará un vacío que hará que ingrese el aire fresco del exterior a través de las ventanas abiertas en donde la gente está durmiendo. Arregle las puertas de los dormitorios de modo que facilite el movimiento del aire. Esto es mucho más efectivo que tener un ventilador ruidoso soplando el mismo aire caliente del cuarto hacia usted. Por supuesto, esto supone que es de noche y que se ha puesto significativamente mas fresco afuera que durante el día, cuando su casa se calentó. Si hay mucha gente durmiendo o usted desea mayor circulación de aire, consiga un ventilador más potente, o coloque otro ventilador extractor apuntando hacia otra ventana abierta.
  • Si tiene una portilla hacia el ático, déjela abierta por la noche. Esto le dará al calor atrapado en la casa un lugar hacia donde escapar, pues el aire caliente sube.
  • Si vive en un clima menos húmedo, puede usualmente encontrar enfriadores portátiles en tiendas por alrededor de $100. Estos necesitan circulación de aire. Ponga uno frente a una ventana, y coloque un ventilador en la puerta soplando aire hacia fuera de la habitación.
  • Humedezca ligeramente una sábana y colóquela en una bolsa de plástico en el congelador. Retírela justo cuando está listo para ir a dormir. Lo mantendrá suficientemente fresco para quedar dormido.
  • Duerma con los pies fuera de debajo de las sábanas, el calor corporal escapará a través de sus pies.
  • Use una almohada mas pequeña y firme, para permitir la circulación de aire alrededor de su cabeza, que es la parte más calurosa de su cuerpo. Una opción extrema sería una de esas “almohadas” africanas, que son abrazaderas no acojinadas de madera tallada que sujetan la cabeza. Una opción más cómoda es una almohada de aroma relajante a Jazmines y Alforfón de estilo japonés.
  • Utilice una pared interna como superficie fresca.
  • Suavemente arrastre sus dedos por su piel.
  • Llene una botella con agua muy tibia a caliente. Rocíe detrás de sus rodillas, en sus pies, y en cualquier lugar donde esté sudoroso. El agua caliente evita que usted experimente un choque al rociarse. Ahora, ¡póngase delante de un ventilador!
  • Pruebe a dormir de lado para mantener su cuerpo más fresco.
  • Para el primer y segundo métodos mencionados, puede probar poniendo sal sobre el hielo y usando una combinación de hielo y agua salada para comenzar. La salmuera se congela a una temperatura mucho mas baja que el agua fresca; la diferencia de temperatura será más grande y así tomará más tiempo para derretir el hielo.
  • Use una compresa fría o bolsa de hielo en el cuello o entre los muslos para enfriar la sangre en las venas más importantes.
  • Recuerde que usted pierde calor más rápido a través de sus extremidades, como sus pies. Así, en noches muy calurosas recuerde no usar calcetines; eso lo pondrá considerablemente más fresco.
  • Para aquellos que no pueden dormir sin algo sobre ellos, un duvet vacío funciona bien. Un duvet es como una funda de almohada pero para un edredón. Sólo úselo sin el edredón.
  • Es buena idea conseguir un acondicionador de aire si aún no tiene – definitivamente vale la pena.
  • Beber leche tibia es relajante y le ayuda a dormir.
  • Ponga un ventilador al pie de su cama y ajuste la sábana superior sobre éste. El aire soplará entre las sábanas y levantará un poco la sábana superior. Parecerá una escena de Cazafantasmas, pero le mantendrá muy fresco.
  • Llene una botella con agua fría del refrigerador y póngala sobre sus tobillos y pies – ¡Funciona!

Advertencias

  • Un baño o ducha que está muy frío puede no ser apropiado para gente con varias condiciones médicas. Para estar seguro, tome una ducha fresca o ligeramente tibia.
  • Reducir la temperatura de una cama de agua puede hacerla mas fría que el ambiente. Cuando eso sucede, la humedad en el aire comenzará a condensarse sobre el plástico. El agua entonces empapa la capa de espuma, y combinada con células de piel muerta forma un gran medio para hongos, especialmente cuando meses después sube la temperatura en invierno. Se recomienda que recoja la capa superior de espuma del colchón si desea usarlo como un paquete gigante de hielo, luego agregue sábanas para absorber el sudor condensado sobre el plástico. Luego lave las sábanas.
  • Tenga cuidado en dejar el ventilador y su cordón a una altura mayor a la del hielo derritiéndose – usted no desea causar un accidente eléctrico.
  • Nunca realice actividad física antes de dirigirse a dormir, pues esto hará que su sangre circule más rápidamente, lo que le dificultará dormir.

 

Cosas que necesitará

  • Bolsa de cubos de hielo.
  • Recipiente poco profundo.
  • Ventilador.
  • Agua salada
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s